Energías renovables (V). Energía eólica

La energía eólica  procede de la energía solar, ya que son los cambios de presiones y de temperaturas en la atmósfera los que hacen que el aire se ponga en movimiento, provocando el viento, que los aerogeneradores aprovechan para transformarlo en un movimiento giratorio de sus palas que, transmitido al alternador, servirá para producir electricidad. Desde un punto de vista económico la eólica es el tipo de energía renovable más extendida (resulta sencillo ver parques eólicos en casi cualquier punto de Europa a nivel internacional tanto por potencia instalada (MW) como por energía generada (GWh).
La energía eólica debe su nombre a Eolo, dios griego del viento, y es una de las primeras energías utilizadas por el hombre para tareas mecánicas como impulsar la navegación, moler el grano o extraer agua de los pozos, sin embargo, con el tiempo cambió el objetivo de su aplicación hacia la generación de energía eléctrica.
Los vientos son generados a causa del calentamiento no uniforme de la superficie terrestre por parte de la radiación solar. De día, las masas de aire sobre los océanos, mares y lagos se mantienen frías con relación a las continentales y esta diferencia de temperatura y presión origina el aire que fluye de las zonas en que es más frío y pesado (baja presión) a donde es más caliente y ligero (alta presión). Este viento, se utiliza sobre todo para mover aerogeneradores, en los cuales la energía eólica mueve una hélice y mediante un sistema mecánico se hace girar el rotor de un generador, normalmente un alternador, que produce energía eléctrica. Para que su instalación resulte rentable, los aerogeneradores suelen agruparse en concentraciones denominadas parques eólicos (terrestres o marinos) , cuya localización en un área concreta se decide por medición, al menos durante un año, del viento a diferentes alturas, tanto en su dirección como en sus velocidades máxia y mínima (el funcionamiento de los aerogeneradores necesita que el viento sople con velocidades de entre 3 y 25 m/s). Se estima que los requisitos para la instalación de un parque eólico son los siguientes: 
  1. Más de 2.000 horas de producción eólica equivalente a potencia máxima.
  2. Respetar la avifauna del entorno
  3. Lejanía de más de un kilómetro con núcleos urbanos para evitar la contaminación acústica
  4. No interferencia con señales electromagnéticas del entorno, ya que señales de televisión, radio o telefonía se pueden ver perjudicadas si no se instalan otros dispositivos que lo eviten.
Los aerogeneradores pueden clasificarse en función de su potencia, existiendo la energía mega eólica (con aerogeneradores de más de 5 Mw), mini eólica (con aerogeneradores de menos de 200 kw) y energía eólica normal, y también, de acuerdo con la posición de su eje en: 
  1. Aerogenerador de eje vertical: es el concepto original dentro de los aerogeneradores ya que este tipo permite colocar el tren de potencia (multiplicadora, generador eléctrico, etc) en la base del aerogenerador, facilitando así la instalación de estos aerogeneradores. Las palas de este aerogenerador están girando en un plano paralelo al suelo.
  2. Aerogenerador de eje horizontal: es el concepto para producir energía eólica que se ha implantado a lo largo de los años. Consiste en colocar el tren de potencia en la parte superior junto al eje de giro de la turbina eólica. Las palas de este aerogenerador están girando en un plano perpendicular al suelo.
 Entre las ventajas de la utilización de la energía eólica, podemos señalar: 
  1. La energía eólica no contamina, es inagotable y frena el agotamiento de combustibles fósiles contribuyendo a evitar el cambio climático.
  2. Es una de las fuentes más baratas, si se consideran los costes de reparar los daños medioambientales. 
  3. La energía eólica es independiente de cualquier política o relación comercial, aporta trabajo y desarrollo industrial y tecnológico. 
  4. Al finalizar la vida útil de la instalación, el desmantelamiento no deja huellas.
Claro que algún incoveniente también tenía que tener: 
  1. Necesita de maquinaria grande (la altura de un molino puede ser de hasta 80 m y la envergadura de sus palas de 45), pesada y cara, lo que encarece la producción de este tipo de energía. 
  2. Impacto visual. La localización de los parque eólicos en cerros, colinas o el litoral produce una clara aleración paisajística que debe ser evaluada en cada ocasión. 
  3. Contaminación acústica. Producida por el ruido del giro del rotor. 
  4. Consecuencias para la avifauna autóctona.
Eroski nos ofrece una infografía en la que se nos ilustras sobre la formación del viento, la constitución de los aerogeneradores y su instalación y unas gráficas (los datos son hasta el 2003 y el crecimiento de este tipo de energía ha sido espectacular en los últimos años) sobre la implantación de la eólica en España.


Si lo tuyo es la autosuficiencia, no te preocupes, también Eroski nos ofrece una infografía en la que se nos ilumina sobre instalaciones mini eólicas. Ahí la tienes:

>

Te hemos dejado ya un par de infografías, pero si quieres más, aquí tienes:

  1. Energía Eólica (EVE)
  2. Energía Eólica (Hiru.com)
  3. Central eólica (UNESA)
  4. Energía Eólica marina (Fuente: Eroski-Consumer)
  5. Parques eólicos marinos (el mundo.es)
  6. Energía eólica(Gipuzkoa Energía)
  7. Energía eólica (Madrid Innova, Comunidad de Madrid, Doménech Ediciones)
  8. Energía Eólica (Soliclima.es)

Y algunas más en inglés:

  1. Wind Power (US Departamento of Energy)
  2. Diseña los aerogeneradores: Wind power (3M-Dicoveryeducation)
  3. Wind Power (Techtionary.com)
  4. Wind Power Calculator (National Geographic)